Losas ligeras a base de vigueta precolada y bovedilla de poliestireno

¿Cómo es el proceso constructivo?

Tomar medidas

Algo importante a considerar a la hora de fijar las medidas de las viguetas, es que se tomen en cuenta no solo los claros en los que la vigueta va a viajar, sino el espacio en la dala donde se recargaran éstas.




La vigueta se introduce como mínimo 10 cm, por lo cual es necesario que se tome la medida con respecto a los paños exteriores, de tal manera que a la hora de montar las viguetas, éstas se apoyen correctamente en los muros perimetrales.

Apuntalamiento

Después de haber tomado las medidas se prosigue a la planeación y fabricación del material. Es responsabilidad del cliente fijar un espacio apto para recibir las viguetas. Este espacio se refiere principalmente al fijado de las trabes perimetrales y el apuntalamiento local. Los puntales no deben estar a una distancia mayor a 1.80 mts.

El sistema de losas aligeradas en base a vigueta bovedilla no requiere de cimbra de contacto, sólo de madrinas y puntales, reduciendo así un 80 % en ese concepto.


Colocación de viguetas





Una vez que el material se ha producido, se procede a la colocación del mismo. Previamente se han colocado las trabes perimetrales.

Las viguetas se colocaran 10 cm dentro de la trabe, para posteriormente amarrarse con ésta y al final queden selladas con el cemento, haciendo una losa monolítica (de una sola pieza).


Montaje de bovedilla

Las viguetas y la trabe están listas para recibir la bovedilla de poliestireno. Ésta tiene un pequeño escalón diseñado específicamente para montarse en viguetas prefabricadas conforme a las especificaciones técnicas adecuadas (varios constructores optan por colar ellos mismos sus viguetas, pero utilizan moldes de madera improvisados que no dejan las viguetas con las medidas correctas, con lo que, además de no ajustar bien las bovedillas, ponen en riesgo la capacidad de carga de la losa al modificar las medidas del soporte de carga).


Es importante tener cuidado a la hora de caminar encima de la cama de viguetas y bovedillas, pues, a pesar de tener el apuntalamiento local, las bovedillas son proclives a romperse por un mal paso.

Instalaciones sanitarias, hidráulicas y eléctricas

Con las debidas precauciones se procede a la colocación de tuberías y cableado. Dada las cualidades del material es sumamente sencillo abrirle paso a las tuberías por las bovedillas y los canales de las viguetas. En el caso de las rosetas eléctricas, éstas deben de amarrarse a materiales más sólidos como las viguetas, pues las bovedillas, mientras no se haya colado la losa, son muy frágiles.


Colocación de malla de refuerzo


La fase final del armado finaliza con la colocación de la malla, así como bastones (varillas con la punta doblada como un caramelo). El total del área tiene que quedar cubierta por la malla y es importante que esta se amarre con alambre recocido, tanto a las partes superiores de la vigueta, como a la trabe.

Una vez puesta la malla, se asegura que ésta no se levante más allá de 5 cm. Terminado esto, los preparativos quedan listos para colar la losa.


Es importante mencionar la posibilidad de colar las trabes con una figura decorativa. Para esto es necesario fijar en la trabe un espacio necesario para colocar una moldura-contra de poliestireno. Esta contra hace la función de moldear el cemento de las trabes, dejando así un aspecto más estético, además de evitar que el agua se escurra por las paredes.

Muestrame molduras


Colado

Cuando todos los elementos han quedado en su lugar y se ha afianzado bien la cimbra, así como el entarimado, se puede proceder al colado. Minutos antes de verter el cemento, es necesario mojar toda la unidad de bovedillas, viguetas, malla y varillas de refuerzo, esto para que el cemento tenga una mejor adherencia con todos los elementos. La capa de compresión debe de ser de 5 cm y de una resistencia no menor a Fyc=200 kg/cm2.


Los canales que se generan entre bovedillas deben ser cuidados atentamente, pues estos deben de estar rellenos de cemento. El uso de maquinaria como el vibrador permite que el cemento llegue a todos los rincones.

En caso de estar moldeando un moldura con poliestireno, lo primero es colar con una mezcla fina de arena y cemento las orillas de la trabe (donde se acuesta la moldura contra), de tal forma que el diseño quede bien marcado en todos sus ángulos y curvas.

El resultado: Una losa aligerada en base a vigueta bovedilla

Que además de reducir el peso de la losa, genera un ambiente térmico y acústico. Una losa con una mayor capacidad de carga y posibilidad de sujetar claros más amplios que la losa tradicional o la estructura metálica.

La losa aligerada es rápida, económica, segura, térmica, acústica y fácil de instalar, es la opción ideal, entre costo-beneficio, a la hora de techar.



¿Tienes alguna duda ó inquietud? ¡No dudes en contactarnos!